domingo 23 de junio de 2024 - Edición Nº2027

INVESTIGACIÓN + TRATAMIENTO | 10 nov 2023

El CONICET aporta evidencia científica

Validan beneficios terapéuticos y comerciales del cannabis medicinal e industrial

La Red de Cannabis de Uso Medicinal e Industrial del CONICET -RACME- fue parte de la EXPO CANNABIS 2023 y dio a conocer al público los avances de ciencia y tecnología en la materia.


 

Más de 50 expositores y expositoras integrantes de las diferentes comisiones de la Red pusieron en valor los saberes comunitarios y científicos, en torno a los beneficios medicinales, industriales y federales de la planta, como también se visibilizaron las variedades de genética en Cannabis medicinal, con tecnología CONICET, que ya fueron registradas en Instituto Nacional de Semillas (INASE).

Hubo más de nueve charlas y se puso en valor la importancia de la política pública y de la salud como derecho humano integral en el foro “Cannabis medicinal: Reprocann, derechos y educación médica” donde la investigadora del Consejo Silvia Kochen compartió los aportes en ciencia y tecnología que confluyen en la RACME y en la empresa de base tecnológica CANNABIS CONICET y Marcelo Morante, coordinador del Programa Nacional de Investigación sobre los Usos Medicinales del Cannabis y miembro del directorio de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME).

“El cannabis acompañó a la humanidad desde sus inicios y su prohibición tiene menos de un siglo, aunque eso sea mucho tiempo para nosotros” sostiene Silvia Kochen y asegura: “esos saberes fueron guardados en la comunidad y eso es lo que está pasando ahora, aparecen en toda su potencia, hay múltiples investigaciones que se están haciendo en distintas patologías, se presentaron diversidad de posters científicos donde muestran todo el trabajo en investigación y crean un estado de legitimidad, donde la mayor parte de la población deja de lado la mirada adversa, desconfiada, por el prejuicio en el uso del cannabis y su prohibición ya comenzó a diluirse. Yo creo que el futuro se está escribiendo acá” afirma la investigadora del CONICET a la par que sostiene que la salud es un derecho humano y Argentina es firmante en ello.

Sobre el efecto beneficioso del Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN) para que usuarios y usuarias puedan inscribirse con el fin de obtener autorización para cultivar la científica destacó la importancia de la política pública y sostuvo: “tenemos 6 semillas registradas, que son nacionales y eso es soberanía, son del grupo que más semillas tiene registradas en el INASE de uso medicinal y es un desarrollo del CONICET liderado por el Dr. Bigatti en Puerto Madryn”.

La médica y científica Kochen destacó la fuerza del conocimiento y recordó el convenio entre el CONICET, el Ministerio de Salud, la UNAJ para ofrecer capacitaciones abiertas a la comunidad donde la Diplomatura de Cannabis en su primer cohorte tuvo más de cuatro mil personas inscriptas: “la prohibición hizo que salga de la academia, entonces había gente excelentemente formada afuera de la academia y nosotros los invitamos a ser docentes de la diplomatura y cursos de capacitación específica que tiene ese espesor de excelencia porque está dada por gente que sabe, el que da cultivo es quien cultiva hace mucho, los que trabajan en especialidades médicas lo mismo. Queda en evidencia la necesidad de saber, de querer aprender y conocer” sostiene la investigadora.

Por su parte la ministra Vizzotti compartió la importancia de pensar que Argentina puede tener la salud y el cannabis medicinal como eje de desarrollo para generar exportaciones y que el país crezca, “es un camino que tiene mucho por recorrer y por eso tenemos que seguir dando pasos concretos, consensuados, basados en la evidencia científica y articulados porque, el desafío más grande que teníamos nosotros –y me parece que fue muy entendido por la comunidad – era la calidad y seguridad de las personas desde el Estado como entidad regulatoria”.

Los aportes de la RACME en la EXPO

La Comisión de Investigación Clínica compartió con el público mitos y verdades en relación al uso del cannabis en adolescentes y adultos jóvenes para la reducción de riesgos y daños “porque sabemos que lo habitual es consumir varias sustancias en concomitancia y hablamos de interacciones eventuales con drogas depresoras como el alcohol, las benzodiacepinas o sustancias psicoactivas”. Asimismo, se destacó que “podemos abordar a pacientes con consumos problemático de otras sustancias o incluso del cannabis, ya que el sistema endocannabinoide es un sistema reductor de riesgos y daños, por lo cual hemos descubierto en el último tiempo que lejos de ser una puerta de entrada es una sustancia  de salida, y si tenemos un paciente con consumo problemático de THC también lo podemos tratar con cannabis” afirma Luciana Cobo, investigadora del Consejo e integrante en la comisión.

La comisión de legales puso en valor la importancia de las leyes para la salud y producción con el objetivo de garantizar y promover el acceso y cuidado integral de la salud a la par que cobra fuerza la producción pública de cannabis para el uso medicinal y terapéutico en manos del Estado.

El evento estuvo marcado por la visibilización y puesta en común entre la ciudadanía y la comunidad científica de los avances en cannabis medicinal y cáñamo industrial. 

Fuente: Conicet 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias