domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

PREVENCIÓN & PROMOCIÓN | 14 ago 2023

El consumo de alcohol durante la menopausia potencia los síntomas vasomotores

Alrededor del 80 por ciento de las mujeres presenta sofocos y sudoración nocturna durante la menopausia. El consumo excesivo de alcohol puede empeorar los síntomas y elevar el riesgo de padecer patologías graves, como una enfermedad cardíaca y osteoporosis.


 

Uno de los mayores problemas de las mujeres durante la menopausia son los síntomas vasomotores, conocidos generalmente como sofocos y sudoración nocturna. Alrededor del 80 por ciento de las mujeres presenta sofocos y sudoración nocturna y, para el 30 por ciento, estos síntomas serán intensos. Los sofocos se deben a una alteración de la zona termorreguladora del cuerpo la Dra. Kling, especialista en salud femenina de Clínica Mayo asegura que el alcohol puede exacerbar los síntomas.

«Muchas mujeres lo describen como un tipo de calor en todo el cuerpo, que puede generarse desde el pecho», indica la Dra. Kling. «Está asociado con la sudoración y puede ser totalmente molesto durante el día, pero también al dormir por la noche».

Los problemas con el sueño se asocian habitualmente con la menopausia y en este sentido, Kling explica que el alcohol puede hacer que, para algunas personas, sea más difícil tener una buena noche de sueño.

«Si bien muchas personas creen que un vaso de vino puede ayudar a sentirse somnolientos, la realidad es que altera la calidad del sueño», agrega la Dra. Kling y señala que “esto debe tenerse en cuenta y, tal vez, se debe reducir o eliminar el consumo de alcohol antes de irse a dormir».

Durante los años de la menopausia, aumenta el riesgo de presentar algunas enfermedades. Entre ellas se incluye la enfermedad cardíaca, el accidente cerebrovascular y la osteoporosis. El alcohol puede hacer que sea más difícil mantener un peso saludable, lo cual, a su vez, puede aumentar el riesgo de ciertas enfermedades.

«Muchos de nosotros no reconocemos la relación entre el alcohol y los malos resultados de salud, como el riesgo de cáncer de mama, y el alcohol está relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama», sostiene la Dra. Kling. «Además, puede aumentar el riesgo de afecciones como el cáncer colorrectal, por lo que recomiendo minimizar o evitar el alcohol».

La Dra. Kling recomienda que las mujeres menopáusicas limiten su ingesta de alcohol a una copa por día, tener en cuenta que los diferentes tipos de cerveza, vino o licores pueden contener cantidades diferentes de alcohol y medirlo para asegurarse de que la porción que consume sea la adecuada.

Además de limitar o eliminar el alcohol, la especialista también recomienda hacer ejercicio de forma regular, mantener un peso saludable, seguir una alimentación equilibrada con muchas frutas y verduras, y no fumar.

«Esos hábitos de estilo de vida saludable darán mejores resultados en cuanto a la transición en la menopausia» concluye la médica. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias