domingo 23 de junio de 2024 - Edición Nº2027

SALUD PÚBLICA | 17 nov 2023

Articulación público-privada para producción

Vinculación tecnológica para mejorar sanidad en animales

La Universidad Nacional de Río Cuarto y la empresa Biofeed Tech S.A.S. firmaron la licencia de levaduras probióticas para el desarrollo de aditivos biológicos, con tecnología desarrollada desde el Conicet. 


El desarrollo consiste en la gestación en laboratorios y la multiplicación a escala industrial de un microorganismo con características probióticas que mejoran la salud intestinal y reducen el colesterol, entre otros beneficios. Además, estos probióticos pueden ser utilizados para la producción animal y reemplazar a los antibióticos como promotores del crecimiento, mejorando el bienestar del ganado.

Los acuerdos públicos-privados entre estas instituciones implicaron la introducción en el mercado nacional de un producto que hasta el momento había sido importado con valores costosos, debido a la escasez de su desarrollo en el mundo. 

“Cuando creamos la empresa de base tecnológica BioFeed forjamos un producto validado que tiene todo el respaldo científico y proyecciones importantes. Hace más de seis meses se decidió armar una planta de biotecnología en la provincia de Córdoba, con la última tecnología para la producción de probióticos, ya que en Argentina no es fácil encontrar quien los produzca con la tecnología que nosotros queremos, y en poco menos de cincuenta días se empieza a levantar la planta, con un laboratorio a la vanguardia y cercano a la Universidad Nacional de Río Cuarto, ya que para nosotros es importante esos acuerdos y, como privados, aplaudimos esas articulaciones para generar proyectos que son buenos para el país y nos permiten crecer como sociedad”, afirmó el presidente de Biofeed Tech S.A.S.  Guillermo Giraudo.

Biofeed Tech S.A.S. es la primera Empresa de Base Tecnológica reconocida por el CONICET en la provincia de Córdoba. Además, gracias a un convenio celebrado entre Consejo y la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba en 2022, las cepas probióticas producidas por la empresa podrán recibir certificación de cumplimiento del Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los recursos genéticos y participación Justa y equitativa en los Beneficios que se deriven de su Utilización.

La investigadora del CONICET -UNRC  Lilia Cavaglieri destacó la importancia de vincular al sector público, privado y al científico: “Es el virtuoso triángulo de Sábato, donde existen las mayores proyecciones y búsqueda de estos desarrollos que nos enriquecen profesionalmente y personalmente. Yo tengo casi 150 artículos publicados, me siento satisfecha, pero ¿qué le deja uno a la sociedad? Y, en este caso, se trata de probióticos que hoy se destinan para mejorar sanidad y productividad en animales y principalmente como reemplazo de antibióticos promotores del crecimiento”.

Fuente: Conicet 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias