domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

INVESTIGACIÓN + TRATAMIENTO | 23 nov 2023

Prontoterapia

Tecnología de punta contra el cáncer 

Con todo dispuesto para comenzar con tratamientos de radioterapia de última generación contra el cáncer, se constituyó la Fundación Centro Argentino de Protonterapia entre la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).


 

Con el fin de aportar un tratamiento de radioterapia único en América Latina, se firmó la constitución de la Fundación Centro Argentino de protonterapia, que une a la UBA con la CNEA. Ambas instituciones llevan adelante un proyecto que tiene la misión de poner en marcha, operar y gestionar tanto el equipamiento como las prestaciones asistenciales y las actividades de investigación y desarrollo en terapias con partículas.

Con todo dispuesto para comenzar con tratamientos de radioterapia de última generación contra el cáncer, se constituyó la Fundación Centro Argentino de Protonterapia entre la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

Las células tumorales tienen la capacidad de invadir, debido a que puede camuflarse como si fueran otro tipo de células llamadas fibroblastos. Además tienen la capacidad de perder las proteínas que las fijan a la zona donde originalmente se encontraban, que con su crecimiento descontrolado causan la enfermedad conocida como cáncer. La radioterapia se vale de la radiación para dañar el ADN de esas células tumorales. La protonterapia es la forma más efectiva de este tipo de tratamiento.

A diferencia de la radioterapia convencional, que usa rayos X de alta energía, en la protonterapia se usa un protones, un tipo de radioterapia más precisa que el tratamiento tradicional con rayos X que irradia todo lo que está en su camino. El haz de protones puede dirigirse en forma más precisa al sitio donde se encuentra el tumor, disminuyendo las dosis de radiación en los tejidos sanos. Eso permite disminuir, en muchos casos, el riesgo de efectos adversos del tratamiento.

En este tipo de terapia se utilizan los protones como proyectiles muy precisos que generan una gran cantidad de daño en el ADN de las células tumorales, de forma más efectiva y potente que las otras radioterapias.

Los protones tienen propiedades físicas y radiobiológicas únicas. Pueden penetrar en el tejido orgánico dispersándose poco hacia los lados durante su trayectoria hacia el tejido maligno. Esto hace que los tejidos sanos reciban muy bajas dosis de radiación, mientras que los tejidos tumorales, que es donde termina la trayectoria del protón, reciban la máxima dosis.

La protonterapia es tan precisa que las estructuras y los tejidos sanos, como el corazón, el cerebro, o la columna vertebral, que se encuentran próximas a la región afectada por el tumor, reciben mucha menos radiación, o directamente nada, en comparación con otros tipos de radioterapias.

En el diseño del tratamiento no sólo están involucrados los médicos, sino también físicos especializados en radioterapia. El tratamiento se realiza de manera similar a la radioterapia convencional, habitualmente requiriendo varias sesiones de radiación durante varios días o semanas.

Esto es muy útil cuando se tratan tumores pediátricos, en los que es más importante reducir la dosis de radiación que en adultos, ya que sus órganos están aún en desarrollo.

El tratamiento con protones requiere de equipos especiales, con tecnología de última generación, los cuales están disponibles en pocos países del mundo. El Centro Argentino de Protonterapia dispone de dos salas de tratamiento y todo el equipamiento necesario para el diseño de estos tratamientos complejos, incluyendo equipos de diagnóstico.

Durante el acto realizado en el sitio donde Invap lleva a cabo la construcción del centro, ubicado en el barrio porteño de Agronomía, el rector de la UBA, Ricardo Gelpi, dijo: “Estamos constituyendo una fundación que trazará una línea de partida hacia el desarrollo, el conocimiento y la producción tecnológica al servicio del sistema de salud público. Esta fundación, a través de la cual se pondrá en marcha el Centro Argentino de Protonterapia, se constituye para facilitar el acceso a los tratamientos oncológicos con tecnología de punta a todas las personas de nuestro país”.

“Estos grandes proyectos constituyen el diferencial de la UBA y del sistema científico tecnológico de nuestro país”, continuó Gelpi. “Esto da cuenta de la excelente calificación de nuestros profesionales y de todo lo que somos capaces de hacer. A partir de ahora, vamos a poder brindar a nuestros conciudadanos la posibilidad de acceder a tratamientos que sólo unos pocos países del mundo pueden brindar. Además, esta incorporación también traerá como resultado el desarrollo y la profundización de la investigación en el área, así como la formación de los recursos humanos necesarios para seguir superándonos”.

La presidenta de la CNEA, Adriana Serquis, comentó: “Este proyecto interdisciplinario es el resultado de muchos años de esfuerzo, de miradas a largo plazo, de mirar al futuro. “Entendemos que la sinergia que se puede producir entre una Universidad Nacional como la UBA, un organismo del Estado como es la CNEA, con sus 73 años de vida, y una empresa del Estado como es Invap, hace posible que estos proyectos lleguen a esta instancia”, continuó Serquis, egresada en Física por la UBA.

“La nueva Fundación tendrá la capacidad de enviar a formarse al exterior a aquellos profesionales específicos para protonterapia y para algunos equipamientos como el tomógrafo de capacidad espectral y el equipo de radiocirugía robotizada CyberKnife®, que son los primeros de su tipo en el país, en instituciones del Hemisferio norte que ya están vinculadas de manera informal con nuestro proyecto”, dijo durante el acto Gustavo Santa Cruz, gerente del Área Aplicaciones Nucleares a la Salud de la CNEA, y también egresado de la UBA.

El Centro también contará con un área dedicada a la investigación traslacional en radioterapia con partículas, el Laboratorio de Investigación y Desarrollo en Protonterapia (LAIDEP). El equipo humano del LAIDEP, compuesto por investigadoras e investigadores de las instituciones firmantes, desarrollará sus actividades guiado por un plan estratégico de investigación, desarrollo, formación de capital humano y servicios.

Fuente: argentinainvestiga.edu.ar

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias