domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

PREVENCIÓN & PROMOCIÓN | 27 nov 2023

Odontología Preventiva

La visita al odontólogo desde una edad temprana, clave para dientes sanos 

La Odontología Preventiva es una rama que aborda  la salud oral con el fin de anticipar y prevenir futuros problemas buco-dentales. Si bien actúa en todas las etapas de la vida, el impacto en edades tempranas tiene un beneficio a largo plazo. 


 

Desde los dientes de leche o dentición temprana hasta que se obtiene la dentición definitiva, la Odontología Preventiva es fundamental para el cuidado de la salud dental. 

Prevenir problemas de salud oral tales como la inflamación de las encías, la formación de caries,  la pérdida de dientes, la sensibilidad dental, y la alteración de las mucosas orales es posible con la periódica visita al odontólogo desde una edad temprana, quien dará las pautas, recomendaciones y hábitos a seguir. 

En la infancia, la Odontología Preventiva comienza a los pocos meses del nacimiento, y son los padres el pilar fundamental y quienes estarán a cargo de realizar la  higiene bucal. La consulta con el odontopediatra es necesaria para saber cómo cuidar la boca de los niños y niñas hasta que salgan los primeros dientes, así como determinar cada cuánto deben acudir a la consulta para sus revisiones, un hito fundamental que marcará un vínculo de confianza que será clave para el resto de la vida. 

La visita temprana al odontopediatra tiene como fin, además de perder el miedo al dentista, realizar un control preventivo y corrección de malos hábitos, y resolver cualquier duda, tanto de los padres como de los niños, además de reforzar positivamente sobre los hábitos de la higiene oral. 

Durante la niñez, cuando comienzan a aparecer los primeros dientes de leche y en la adolescencia, es tan importante el cepillado como el control en la alimentación. 

La ingesta de alimentos azucarados promueven la caries dental, la epidemia más extendida entre niños y adolescentes. Supervisar la alimentación, sostener una rutina de cepillado después de cada ingesta y controlar la placa bacteriana utilizando instrumentos como hilo dental y enjuague, son la base para tener una boca saludable.

Adquirir buenos hábitos desde pequeños, incluso antes de que aparezcan los dientes, promoverán buenos hábitos a lo largo de la vida. Hasta que los niños desarrollen su motricidad fina y autonomía el cepillado dental es responsabilidad de los padres.

Objetivos de la Odontología Preventiva

-La detección precoz de cualquier anomalía en encías, dientes y/o mucosa

-Comprobar el correcto recambio dentario y crecimiento de los maxilares

-Ayudar en el aprendizaje de las correctas técnicas de cepillado

Cabe recordar que una buena salud oral influye en: 

-La masticación: con una buena oclusión se mastica mejor y se obtienen más nutrientes de los alimentos que se ingieren.

-La fonética: dientes sanos facilitan aprender a hablar más rápido y mejor. 

-Una buena salud general:  algunas enfermedades bucales pueden perjudicar el desarrollo del resto del cuerpo.

-La estética: una boca sana contribuye al desarrollo emocional e impacta en la autoestima. 

Fuente: Colegio de Odontólogos Bs. As. D4

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias