domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

SALUD PÚBLICA | 30 nov 2023

Espacios Amigos de la Lactancia 

Promueven la lactancia materna exclusiva en menores de seis meses 

Continúa la instalación de nuevos espacios con el objetivo de brindar a las trabajadoras un sector para desarrollar, en condiciones óptimas, la extracción y conservación adecuada de la leche materna durante el horario de trabajo.Ya son 256 las instituciones en todo el país.


Con el propósito de promover y sostener la lactancia en el regreso al trabajo, el Ministerio de Salud de la Nación impulsa la implementación de Espacios Amigos de la Lactancia (EAL), un sector privado e higiénico, dotado de las comodidades mínimas y necesarias para garantizar la extracción y conservación adecuada de leche durante la jornada laboral, a fin de que las personas en etapa de lactancia puedan continuar amamantando a sus bebés tras la finalización de la licencia por maternidad.

En ese sentido, y por medio de la Dirección de Salud Perinatal y Niñez, se viene llevando adelante dicha estrategia brindando asesoramiento, recomendaciones y requisitos a los distintos lugares de trabajo que buscan calificar como Espacio Amigo de la Lactancia. A su vez, también se han otorgado placas de reconocimientos a 256 instituciones en todo el país que han cumplido con dichos estándares.

En agosto de este año, en el marco de la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia y en correspondencia con el lema propuesto “Promover y sostener la lactancia al volver al trabajo”, se entregaron 65 placas a los Espacios Amigos de la Lactancia que fueron evaluados favorablemente. En tanto, en lo que queda del año se prevé la entrega de otras 39 placas más, haciendo un total de 104 placas entregadas en todo el 2023.

Los Espacios Amigos de la Lactancia son una forma sencilla y empática de mejorar la práctica de la lactancia al volver al trabajo. No requieren de grandes inversiones de infraestructura, sino de apoyo institucional para que quienes amamantan puedan concurrir a esos lugares para la extracción de leche durante la jornada laboral evitando que los pechos se lastimen por la acumulación de leche o que la producción disminuya por falta de estímulos.

En ese contexto, pensar alternativas integrales para acompañar la lactancia al volver al trabajo se vuelve crucial, ya que favorece a la población en general por los innumerables beneficios a la salud que conlleva la lactancia; siendo también un beneficio para el empleador reduciendo el ausentismo laboral y favorece una actitud positiva hacia el lugar de trabajo.

El derecho de contar con Espacios Amigos de la Lactancia está respaldado por la Ley Nº 26.873 que destaca la importancia de la lactancia y las prácticas óptimas de nutrición segura para lactantes y niños y niñas de hasta 2 años. Por otro lado, la Ley N° 20.744/1976 de Contrato de Trabajo en su artículo 179 protege la lactancia al finalizar la licencia por maternidad, determinando que “toda trabajadora madre de lactante podrá disponer de dos descansos de media hora para amamantar a su hijo, en el transcurso de la jornada de trabajo, y por un período no superior a un año posterior a la fecha del nacimiento, salvo que por razones médicas sea necesario que la madre amamante a su hijo por un lapso más prolongado”.

Pese a esto, y según los datos relevados en la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, a pesar de que el 97% de los niños/as inicia la lactancia, sólo el 44% son amamantados en forma exclusiva entre el nacimiento y los 6 meses, siendo la reincorporación al trabajo uno de los motivos más importantes de abandono de la lactancia.

Está documentado que la separación entre quien amamanta y el lactante, aún por un período tan breve como 4 horas, reduce las oportunidades de amamantar, por lo que la vuelta al trabajo debe ser mirada con atención si se pretende garantizar una lactancia efectiva. Por su parte, las personas que desean amamantar y trabajar al mismo tiempo enfrentan dificultades para hacerlo, como la falta de información por parte de empleadores y bajo acceso a espacios adecuados para poder extraerse leche con el objetivo de continuar amamantando a sus bebés.

En concordancia con los lineamientos de organismos internacionales como Organización Mundial de la Salud (OMS) y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Ministerio de Salud de la Nación recomienda que los lactantes sean alimentados con lactancia exclusiva (LE) hasta los 6 meses de edad y que continúen recibiendo lactancia (acompañada con alimentos) desde los 6 meses cumplidos y hasta los 2 años o más. Este modo de alimentación eleva las oportunidades de una adecuada nutrición y maximiza la protección contra enfermedades.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias