jueves 18 de julio de 2024 - Edición Nº2052

PREVENCIÓN & PROMOCIÓN | 27 dic 2023

Derribando mitos sobre el Cáncer Colorrectal 

El CCR es el segundo cáncer más frecuente y también el segundo en mortalidad en el país, y a la vez, es uno de los tumores más simples de prevenir. Mitos y realidades para estar informados y prevenidos. 


Durante el año 2021 se registraron en Argentina 7.357 defunciones por Cáncer Colorrectal (CRR), según datos oficiales del Ministerio de Salud de la Nación. Este tipo de cáncer es el segundo más frecuente y el segundo de mayor mortalidad en el país y cada año se diagnostican más de 15.000 nuevos casos y más de 7.000 personas mueren por esta causa.

Sin embargo, este tumor es uno de los más simples de prevenir: en más del 90% de los casos, el CCR se origina a partir de una lesión precursora que se denomina pólipo adenomatoso, que se forma por el crecimiento anormal de las células del colon y tardan entre 10 y 15 años en transformarse en CCR. 

La progresión lenta del adenoma hacia la enfermedad favorece la realización de exámenes tempranos y periódicos. Esta pesquisa tiene como objetivo detectar y extirpar los pólipos y prevenir el CRR. 

Alrededor del Cáncer Colorrectal hay muchos mitos que con información precisa y de fuentes confiables, son sencillos de derribar. 

Aquí, los mitos y realidades del Programa Nacional de Prevención y Detección Temprana del Cáncer Colorrectal del Instituto Nacional del Cáncer, que está bajo la órbita de la cartera de sanitaria: 

1. Mito: no hay nada que una persona pueda hacer para evitar el cáncer colorrectal.

Realidad: la alimentación rica en frutas y vegetales y bajas en grasas y carnes rojas, la actividad física regular, el mantenimiento de peso corporal, evitar el tabaco y disminuir la ingesta de alcohol ayudan a disminuir el riesgo de padecer la enfermedad. También los distintos exámenes preventivos pueden permitir la detección y extirpación de pólipos antes que se transformen en cáncer. 

2. Mito: El cáncer colorrectal es, por lo general, mortal.

Realidad: Cuando el cáncer colorrectal se detecta a tiempo, las posibilidades de curación son mayores al 90 por ciento. Y cuando se detecta en un estadio más avanzado, también es curable en el 60 por ciento de los casos. 

3. Mito: El cáncer colorrectal es una enfermedad que afecta mayoritariamente a los hombres

Realidad: El cáncer colorrectal es el único de los cánceres que afecta a varones y mujeres casi por igual, solo es ligeramente superior en varones. 

4. Mito: Los exámenes son necesarios sólo para quienes presentan síntomas. 

Realidad: Los pólipos y el cáncer de colon y recto en etapa temprana pueden no causar síntomas. La detección de los pólipos antes de los síntomas evita la aparición de cáncer colorrectal y, cuando es detectado tempranamente, las posibilidades de curación superan el 90 por ciento. Por este motivo, se recomiendan estudios preventivos en personas mayores de 50 años aunque no tengan síntomas. 

5. Mito: Los exámenes son necesarios sólo en personas con antecedentes familiares o personales. 

Realidad: Cerca de un 75 por ciento de los casos nuevos de cáncer colorrectal ocurren en personas que no tienen un factor de riesgo evidente, excepto la edad. Por ello se aconseja que todas las personas a partir de los 50 años se realicen estudios preventivos. La presencia de antecedentes familiares o personales de cáncer colorrectal o pólipos, o tener colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, aumentan el riesgo. 

En estos casos, conviene consultar con un especialista, quien analizará los antecedentes y recomendará la edad de comienzo de los estudios preventivos. 

6. Mito: Los estudios son dolorosos. 

Realidad: La colonoscopía es realizada por profesionales especializados y con anestesia o sedación, por lo cual la persona no experimenta dolor alguno. En el mismo estudio se pueden extirpar los pólipos para prevenir el cáncer colorrectal. 

7. Mito: La colonoscopía y el tacto rectal afectan la masculinidad. 

Realidad: Uno de los temores más frecuentes entre los varones es que la colonoscopía puede afectar su sexualidad, su orientación sexual o que es un signo de debilidad. Es importante señalar la falsedad de estas creencias, remarcar que los estudios son realizados por profesionales en un marco de confidencialidad con las personas y que son necesarios para prevenir el cáncer colorrectal o detectarlo en etapas tempranas. 

8. Mito: La colostomía o ano contranatura (temporal o definitiva) es inevitable e impide llevar una vida sexual activa. 

Realidad: La colostomía o ano contranatura es una intervención cada vez menos frecuente y, en la mayoría de los casos, temporaria. Cuanto más temprano es el diagnóstico, menor es la necesidad de esa intervención. En caso de que deba realizarse, la persona puede retomar sus actividades habituales. La colostomía puede producir inhibición o vergüenza, pero no necesariamente disfunción sexual. Es importante plantear toda duda o problema en la consulta médica. 

Desde el IOHM sostienen que la prevención es la mejor forma de evitar la enfermedad o bien, detectarla en estadíos tempranos.

Adoptar hábitos de vida saludables es el primer paso para prevenir el cáncer colorrectal en particular, y el cáncer en general. 

Fuente: Instituto Oncológico Henry Moore 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias