jueves 18 de julio de 2024 - Edición Nº2052

PREVENCIÓN & PROMOCIÓN | 24 jun 2024

La necesidad de concientizar sobre el cáncer renal

Todos los 20 de junio se conmemora el Día Mundial del Cáncer Renal, uno de los tipos más comunes de cáncer con influencia tanto en hombres como en mujeres y con 5 mil nuevos casos por año. Cómo combatir esta enfermedad que no presenta síntomas en su etapa inicial.


En Argentina, el cáncer de riñón se encuentra entre los 6 tipos de cáncer más comunes tanto en varones como en mujeres. Según la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC) el número de nuevos casos en 2022 fue de 4.908, y según las proyecciones, para el año 2030 esta cifra aumentará a más de 5.700, un 18% más que los registrados en 2022. 

 

El cáncer de riñón, también conocido como carcinoma de células renales, se origina a partir de la proliferación descontrolada de las células que forman el riñón y no presenta síntomas en sus etapas iniciales. 

 

En ese sentido, en el marco del Día Mundial del Cáncer Renal –20 de junio– y con el objetivo de generar conciencia acerca de esta enfermedad silenciosa, Bristol Myers Squibb, junto a la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), presentan  "Hablemos de Cáncer Renal", una campaña que muestra la importancia de hacer visible este tipo de cáncer, informando sobre factores de riesgo y síntomas, a fin de impulsar la detección temprana. 

 

"A diferencia de otros tipos de cáncer, los síntomas de cáncer renal suelen confundirse con otras enfermedades. Los más comunes son la pérdida de la sangre por la orina, dolor o tumores palpables en los costados de la parte baja de la espalda, arriba de la cintura y la pérdida de peso. Estos síntomas suelen generar confusión entre los pacientes y eso genera que tarden en llegar a los especialistas,  por eso es frecuente encontrar este tipo de cáncer en estadios avanzados. En general, los pacientes llegan al diagnóstico cuando se realizan ecografías por otro tipo de causas", explica el Dr. Martín Ángel (MN 130.659),  oncólogo clínico, subjefe de tumores GU del Instituto Alexander Fleming y miembro de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

 

#HablemosDeCáncerRenal forma parte de "Vivir con Cáncer", la iniciativa de Bristol Myers Squibb junto a la Asociación Argentina de Oncología Clínica, que fomenta la prevención y el diagnóstico oportuno, y  comparte historias de vida para acompañar a pacientes y personas conectadas con la enfermedad. 

 

La experiencia de cada paciente es única. Cuando llega un diagnóstico de cáncer, la vida da un giro distinto para cada quien. Las anécdotas, emociones y recuerdos generan en quien los escucha una nueva mirada sobre la enfermedad.

 

En ese marco, la plataforma comparte un nuevo formato de entrevistas y estrena un mano a mano con Emilia Triador, paciente de cáncer renal y protagonista de #VivirConCáncer. 

 

"El diagnóstico de cáncer renal llega en agosto de 2021, en un momento en el que sentí un dolor en la espalda y no pensaba que era algo muy grave, pero por el consejo de un amigo fui al médico. Fui a la guardia y salí con el diagnóstico de cáncer, tenía un tumor bastante grande en el riñón izquierdo y metástasis en la columna. Ahí empezó todo el camino", expresa Emilia en su entrevista. "Hoy por hoy convivo con la enfermedad e intento transmitir que se puede vivir con cáncer plenamente y que está muy estigmatizada la palabra y  la enfermedad. La calidad de vida es posible", continúa.

Más sobre el cáncer renal: el cáncer silencioso

 

Aunque en etapas iniciales por lo general la enfermedad no causa ningún signo o síntoma, los tumores más grandes sí pueden presentarlos y hay que prestarles atención y consultar al médico. Estos son: 

 

• Sangre en la orina 

• Dolor en un lado de la espalda baja 

• Cansancio

• Pérdida del apetito

• Fiebre 

• Anemia

 

"Son factores de riesgo para desarrollar cáncer renal el tabaquismo, la obesidad y la hipertensión arterial. Se diagnostica generalmente entre los 50 y los 70 años, con mayor predominancia en el sexo masculino (en promedio 55 años)", expresó el Dr. Juan José Zarbá (MN 72.122 / MP 4.045), oncólogo clínico, Jefe del Servicio de Oncología del Hospital Zenón Santillán de Tucumán,  profesor de oncología de la facultad de medicina de la UNT y miembro de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC). "Estudios demuestran que estar físicamente activo puede reducir el riesgo de cáncer de riñón hasta en un 22%. Si ya tiene cáncer de riñón, incluso la actividad física moderada puede mejorar los resultados del tratamiento, ya sea una caminata corta, subir escaleras u otra actividad como yoga, tenis o natación, así como reducir la fatiga relacionada con el cáncer, la ansiedad, la depresión y mejorar la calidad de vida en general", afirmó. 

 

Si bien el cáncer de riñón es mayoritariamente esporádico, existen factores pueden elevar el riesgo que tiene una persona de desarrollarlo. Uno de ellos es el tabaquismo, que duplica el riesgo de contraer la enfermedad. En los hombres se considera que es responsable del 30% de los casos y en mujeres el 25%. Otro factor es el género, ya que los hombres tienden de ser más proclives a desarrollaro. También es importante la edad si tenemos en consideración que suele afectar mayormente al segmento etario entre los 50 y 70 años. Otros factores importantes que suelen generar mayor predisposición son la obesidad y la hipertensión arterial, como así las disfunciones renales crónica y la diálisis. Por último, podemos mencionar antecedentes familiares y la exposición al cadmio dentro de los factores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias